martes, 25 de septiembre de 2012

Sembrar la luna


“Algunos mitos chamánicos dicen que la mujer tiene de forma natural el vientre ligado a la tierra y que el hombre ha de pasar por la condición de “coyote” y llorar a la luna, para conectar con su feminidad....por ello las mujeres somos responsables de volver a regar la tierra con nuestra sangre menstrual para recuperar nuestro lazo perdido, también somos responsables de dar expresión al mundo emocional que la luna despierta en nuestras hormonas y en los líquidos de nuestros cuerpos, somos responsables de no separarnos de la creación durante más tiempo, el mundo mental y racional no es nuestro reino, volvamos al reino del cuerpo y del instinto , del que nunca debimos salir...seamos una con los árboles, con las rocas, caminemos descalzas y abramos las piernas al poder telúrico de la tierra que nos nutre. 

¡QUE LA ÚNICA SANGRE QUE LA TIERRA RECIBA SEA LA SANGRE MENSTRUAL DE MILLONES DE MUJERES QUE HACEN SU OFRENDA SAGRADA!....

Guadalupe Cuevas, fragmento extraído del texto sobre "La espiritualidad de la Naturaleza"


Al plantear la siembra de luna como una realidad surgen muchas preguntas; la primera es ¿Cómo se siembra la luna?¿Cómo la sembramos si está en el cielo?  No cabe duda de que la luna influye en muchos aspectos de nuestra realidad y como no, en nuestras aguas internas. 

Cada vez que pasamos por nuestra etapa de sangrado, denominada TIEMPO DE LUNA por las antiguas tradiciones, la energía de luna contenida en nuestro cuerpo brilla con luz propia.

Sembrar la luna significa ofrecer a la energía creadora madre - padre, en símbolo de gratitud, la savia por la cual estas viva, la energía que te alimentó, te hidrató y permitió que tus células funcionaran en armonía durante tu último ciclo. También la energía que te otorga la sabiduría para guiar a tu familia y/o el rol social que desempeñas...

Sembrar la luna significa la oportunidad de liberarte de las cargas emocionales que tuviste durante tu último ciclo o según el caso los últimos tiempos. Esas cargas pesadas de las emociones contenidas, de lo que pudo decirse o hacerse y no se hizo o dijo y que finalmente desarmonizan nuestro cotidiano...

Sembrar la luna es sanar a tu madre, tu abuela y las viejas heridas familiares, para abrir un camino de amor a las generaciones que vendrán después de ti...

Sembrar la luna es la oportunidad de renovar tu mundo interno, liberándote de lo que ya no te sirve para llenarte de las bendiciones que la madre tierra tiene para ti, si tu lo permites y lo pides...

Sembrar la luna es sanar la tierra por que al sanarte a ti misma resuenas en armonía con lo que te rodea.

CÓMO SEMBRAR LA LUNA



Antes de iniciar tu ritual debes cambiar conscientemente cualquier sensación de asco, repulsión o suciedad que tengas, por tranquilidad, paz, armonía y amor a ti misma y lo que viene de ti. 

Luego debes recoger tu luna. Existen diversas formas de hacer esto: tela, esponjas orgánicas, copa de luna… Ponlo en agua durante unos minutos hasta que tu luna sea liberada. Después escúrrela y vierte el contenido en un recipiente.

Preparar tu altar de luna. Este es tu espacio sagrado. Puedes escoger un lugar especial si vives en el campo o puedes crear tu propio jardín sagrado con plantas de tu preferencia si vives en un lugar cerrado.  Si lo deseas, puedes adornar este espacio con símbolos significativos para ti que representen la fuerza femenina, velas, figuras, etc.

Comenzando el ritual. Es un sencillo ritual en el que haces un llamamiento a tu intuición y sabiduría interna. Tomas el recipiente donde depositaste tu luna y recitas tu oración (puedes hablar sobre lo que quieres sanar, sobre bendiciones, agradecimiento, etc.) Por último, riega tus plantas con tu luna.

En caso de que estés fuera de casa o de viaje, no dejes de sembrar tu luna, hazlo en cualquier planta, pero ¡hazlo! Si lo prefieres puedes guardar tu luna hasta llegar a tu casa.
Ahora que sabes lo poderosa que es para ti, para la tierra y para la vida...

¡¡¡ NO VUELVAS A ECHAR TU LUNA A LA BASURA!!!

EL LLAMADO DE LA SANGRE

Yo mujer sagrada saludo alborozada la sangre de mi cuerpo
Sangre mia. Esencia mia. Parte intima de mi ser Yo...(tu nombre)
te saludo con todo el afecto de mi corazon,
se que eres la vida misma
se que a partir de hoy considero que eres uno de mis titulos sagrados.
Sangre mia, esencia mia ....
Yo.....deseo que abras tu conciencia
me reveles tus secretos,
fortalezcas mi cuerpo,
purifiques mi alma,
me llenes de vigor y de vida
que a taves de tu torrente impetuoso
purifiques mi cuerpo
Sangre mia Yo....evoco tu sagrado origen
te invito a que seamos una en conciencia
en ser, una en la unidad
Sangre mia Yo... te invito desde hoy
para que forjemos una nueva mujer
para que recordemos el llamado de la sangre.

¡¡¡Gracias sangre mia!!!

(tomado de las canalizaciones de KRYON)

Erika Falcón.

6 comentarios:

  1. Se debe almacenar toda la sangre del período menstrual o solo un poco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es sembrarla toda para dejar de verla como un deshecho y empezar a reconocerla como lo que es, nuestra esencia sagrada! Puedes ir sembrandola poco a poco a medida que menstruas o puedes reservarla y sembrarla un dia toda o como tu lo sientas! Abrazo fuerte!

      Eliminar
    2. La idea es sembrarla toda para dejar de verla como un deshecho y empezar a reconocerla como lo que es, nuestra esencia sagrada! Puedes ir sembrandola poco a poco a medida que menstruas o puedes reservarla y sembrarla un dia toda o como tu lo sientas! Abrazo fuerte!

      Eliminar
  2. Una pregunta, cuales son las plantas dulces a las cuales uno puede ofrendarle sus Lunas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues plantas dulces pueden ser la stevia, la rosa, hierba luisa.... Abrazoooo!!!

      Eliminar